• Home »
  • SAN LUIS »
  • “Me persiguen por pensar diferente, es un escarmiento por estar con Poggi”, dijo la enfermera “Chona” Funes.

“Me persiguen por pensar diferente, es un escarmiento por estar con Poggi”, dijo la enfermera “Chona” Funes.

La mujer, que es enfermera desde hace 34 años es obligada a trasladarse a 130 kilómetros de su trabajo, la persiguen por ser la candidata de Poggi en el Departamento San Martín. No tiene transporte público para cumplir con la medida de la ministro de Salud Graciela Corvalán.

“Por falta de recursos humanos en Bajo de Véliz”, esa fue la respuesta que le dieron cuando preguntó por el traslado. “En Potrerillos falta gente, soy personal único”, dijo la enfermera que cumple su tarea en esa localidad.

Regina Funes se presentó este miércoles en la sede del INADI para realizar una denuncia por discriminación, una vez concluida la presentación dialogó con la prensa y relató su padecimiento. “Es una persecución política por pensar diferente, trabajo en el mismo centro desde hace 34 años, trabajé con cinco escuelas cumpliendo con los calendarios de vacunación a termino y cumpliendo con mi trabajo”.

“Me presente ante la autoridad del Hospital de Santa Rosa para conocer el nuevo lugar de trabajo, se encuentra entre las sierras, de muy difícil acceso, no hay medio de transporte. El lugar está cerrado, no hay agua potable, no tiene luz”, describió “Chona”.

“Esto es un escarmiento por ser candidata de Poggi, desde que soy candidata mandan gente a ver si estoy en mi trabajo y se llevaron la sorpresa de que siempre concurro a trabajar. Me quieren alejar de la gente que quiero, atendí partos en condiciones mínimas”, recuerda sobre su profesión en situaciones adversas.

“Estoy con Claudio porque es el único Gobernador que se acercó para escuchar los problemos que tenemos en San Martín”, dijo entre lágrimas la mujer que en pocos meses deberá iniciar su jubilación y es perseguida por el gobierno de Rodríguez Saá.