“Es la imagen de la incoherencia total”

La apreciación la formuló un docente y al mismo tiempo dirigente gremial. Juan Accornero no anduvo con vueltas al momento de dar su punto de vista sobre la foto que sorprendió y provocó estupefacción a propios y extraños durante Semana Santa.

Alberto Rodríguez Saá, acompañado por el diputado nacional Luis Lusquiños, estuvo el jueves en la “escuela itinerante” que montó la Ctera frente al Congreso nacional, en protesta contra el Gobierno de Mauricio Macri porque no convoca a paritaria.

La foto de Rodríguez Saá junto al líder gremial docente bonaerense, Roberto Baradel generó un fuerte rechazo en buena parte del sector docente sanluiseño.

“Hoy aparece un Alberto Rodríguez Saá como impulsor de la paritaria nacional, cuando siempre la ha desconocido; como el defensor de los derechos de huelga, cuando nos ha destruido históricamente con descuentos; como el defensor de las organizaciones sindicales, cuando él mismo en 2010 amenazó con la quita de personería jurídica de Sadop y UTEP”, remarcó el secretario de interior de SADOP nacional, Juan Accornero durante la entrevista que concedió al periodista Mario Otero en Radio Universidad.

De ese modo puntualizó lo que consideró incoherencias del gobernador. En otras palabras, el posicionamiento que Rodríguez Saá tiene en Buenos Aires no se corresponde con las decisiones que tomó a lo largo del tiempo en San Luis, según el dirigente docente.

“La unidad por la unidad y sin memoria con un proyecto cortoplacista también es preocupante”, dijo para tomar distancia.

Accornero no dejó pasar que en los próximos días se cumplen 13 años de la represión a los docentes en San Luis.

“Falta memoria”, observó Accornero y aseveró que fue “una de las más fuertes represiones ocurridas” en democracia, la ocurrida el 30 abril de 2004 cuando Alberto Rodríguez Saá transitaba su primer mandato.

El dirigente fue más allá. Consideró que Mauricio Macri esuno de los mejores alumnos del gobernador” y  sostuvo que está en contra del acercamiento de los sindicatos docentes con Rodríguez Saá.  

Se burla de la historia y del dolor de los docentes y niños que mandó a reprimir en 2004, Rodríguez Saá carga con la pesada mochila de su propia historia. De joven escribía cartas al dictador Massera, cuando fue Gobernador reprimió a los docentes, hoy se escuda en los derechos humanos.

 

“Frente a la Casa de Gobierno, el grito era uno solo: “Paso, paso, paso, se viene el puntanazo”, coreaban los más de seis mil manifestantes que ayer se congregaron para rechazar la agresión sufrida en la madrugada por los docentes provinciales, reclamar la renuncia del gobernador Alberto Rodríguez Saá y pedir al gobierno nacional la intervención federal de la provincia”, este párrafo pertenece al encabezado de una nota periodística publicada por el diario La Nación el viernes 30 de abril de 2004.

 

La represión a docentes que reclamaban, junto a sus familias incluidos niños, recorrió el país. Alberto Rodríguez Saá culpaba por la maniobra a Carlos Ponce (intendente opositor al que persiguió hasta el día de su muerte). los palos de la policía, las balas de gomas tenían detrás la orden del Gobernador, el mismo que este Jueves Santo se disfrazó de defensor de los docentes y se presentó en la Carpa de la Escuela Itinerante ubicada frente al Congreso en Capital Federal.

 

Queda claro que Alberto está dispuesto a todo pese a que sus actos de hoy caigan por el propio peso de la trágica historia personal a raíz del padecimiento del pueblo de San Luis. Nadie debe olvidar que fue Rodríguez Saá acusado, también por los docentes, de mandar a quemar la carpa blanca que se instaló frente a la antigua Casa de Gobierno en Plaza Independencia sobre la calle 9 de Julio. No le gusta que nadie proteste, manda a perseguir, hostigar y reprimir.