El Gobierno oficializó la extensión de la cuarentena obligatoria: punto por punto, cuáles son las nuevas exigencias para la flexibilización

El Gobierno nacional oficializó la prórroga del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 24 de mayo, y detalló las nuevas exigencias para exceptuar actividades en medio de la pandemia de coronavirus y la agravante situación económica.

A través del Boletín Oficial se decretó, este lunes, la extensión de la cuarentena por dos semanas más como principal medida de prevención para evitar nuevos contagios, luego de la jornada en la que se registró el mayor número de infectados: 258 nuevos casos. En la norma el Gobierno realiza diferencias entre las diferentes zonas del país y la flexibilización no será para todos por igual.

Alberto Fernández decidió las modificaciones en la continuidad de la cuarentena siguiendo las recomendaciones de los expertos en epidemiología que lo asesoran y tras consensuar con los gobernadores y el jefe de Gobierno porteño las decisiones de acuerdo a la situación particular de cada región. En ese sentido, el Gobierno justificó la prórroga del aislamiento social amparándose en datos duros: El 83% de los Departamentos del país no registró casos positivos en los últimos 14 días, localizándose la totalidad de casos confirmados en las últimas dos semanas en el 17% restante; el 41% de la población total reside en Departamentos que han notificado casos confirmados en grandes aglomerados urbanos, “con circulación comunitaria”; y que el tiempo de duplicación de casos a la fecha supera los 25 días y solo se mantiene por debajo de ese número en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Por ello, “la presente medida resulta necesaria con el fin de continuar controlando el impacto de la epidemia en cada jurisdicción y, al mismo tiempo, habilitar en forma paulatina la realización de nuevas actividades productivas. Para ello se requiere avanzar hacia la implementación de diversas medidas que atiendan las diversas situaciones locales que se han manifestado de manera distinta a lo largo del país”, se anunció.

En Departamentos o Partidos de hasta 500 mil habitantes “y siempre que no formen parte de los aglomerados urbanos cuya población supere ese número”, los gobernadores pueden disponer nuevas excepciones a la cuarentena, previa aprobación de las autoridades sanitarias provinciales, y deberán contar con un protocolo para implementar en cada actividad flexibilizada.

En todos los casos, las autoridades provinciales deberán constatar en cada Departamento o Partido el cumplimiento de los requisitos exigidos de acuerdo a los siguientes parámetros epidemiológicos y sanitarios:

– Que el sistema de salud cuente con capacidad suficiente y adecuada para dar respuesta a la potencial demanda sanitaria.

– Que exista una evaluación positiva de las autoridades sanitarias respecto del riesgo socio-sanitario con relación a la densidad poblacional del área geográfica involucrada.

– Que la proporción de personas exceptuadas del “aislamiento social, preventivo y obligatorio”, no supere el 75 % de la población total del Departamento o Partido.

– Que el Departamento o Partido comprendido en la medida no esté definido por la autoridad sanitaria nacional como aquellos “con transmisión local o por conglomerado”.

De no cumplirse alguno de los indicadores, no se podrá disponer de excepción alguna, “y esta prohibición alcanzará a todo el aglomerado urbano que incluye sus zonas lindantes”, se aclaró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *