Mientras Río Negro y Santa Fe eximen de Ingresos Brutos, San Luis quiere subir un 61% los impuestos

Arabella Carreras y Omar Perotti arrancaron enviando señales claras a sectores productivos. Su par Alberto Rodríguez Saá insiste con la idea de un impuestazo.

En el amanecer de sus gestiones los gobernadores van caracterizando con acciones el rumbo de sus provincias.

Provincias como Río Negro y Santa Fe están decididas a sostener las economías regionales y el agro aliviando la carga impositiva en 2020.

La gobernadora rionegrina Arabela Carreras presentará un proyecto de ley para que los legisladores aprueben “la exención total” de Ingresos Brutos para la producción de manzanas y peras.

En Santa Fe, el peronista moderado Omar Perotti ya le avisó al campo que seguirá exento del impuesto.

El campo ya le hizo saber al presidente Alberto Fernández su preocupación por las subas de las retenciones que impulsó en el marco de la emergencia económica.

En sus primeros días el nuevo Gobierno acordó con los gobernadores dejar sin efecto el programa de reducción de las alícuotas de Ingresos Brutos programado para el próximo año. La baja fue una de los puntos incluidos en el Pacto Fiscal firmado con Mauricio Macri en 2017. San Luis fue la única en ese momento que no estuvo dispuesta a comprometerse a bajar la presión fiscal.

“La fruticultura en particular ofrece materia prima a un sinfín de industrias que están gravadas, por lo que no podemos poner en riesgo la principal proveedora del resto de los servicios. No podemos mirar a la fruticultura como una mera actividad primaria, sino como una de alto valor agregado”, dijo la gobernadora Carreras en declaraciones que reprodujeron medios provinciales y adelantó una serie de beneficios impositivos para otras economías regionales.

De esa forma el Gobierno de Río Negro busca “mejorar la competitividad de las empresas reduciendo el impacto negativo que genera ese impuesto, en los insumos necesarios para la producción de bienes exportables”.

Quedarán alcanzados productores agropecuarios, forestales, contratistas rurales, galpones de empaque, frigoríficos, bodegas, jugueras, pescadores, fábricas de hielo, elaboración de envases, productores mineros y aserraderos, entre otros, publicó el Diario Río Negro.

El ministro de la Producción santafesino, Daniel Costamagna dijo en las últimas horas que “la actividad del campo seguirá estando exenta del Impuesto a los Ingresos Brutos”.

En relación a las retenciones “es una cuestión que desalienta a los sistemas agro exportadores, pero si bien no estamos de acuerdo, entendemos que sí se puede reveer esa medida con el paso del tiempo es atendible”, sostuvo el funcionario de acuerdo a lo publicado por el diario El Litoral en su portal.

“El gobernador de la Provincia conoce muy bien la situación que está pasando la industria, el comercio y el sector agropecuario, y está proyectando no incrementar las alícuotas de ingresos brutos para el sector provincial industrial, y por otro lado para el campo como actividad primaria continuar con la atención de ingresos brutos como actividad primaria. Por lo que la actividad del campo va a seguir estando exenta del impuesto a los Ingresos Brutos”, señaló Daniel Costamagna.

En San Luis, Alberto Rodríguez Saá promovió un aumento del 61% en los impuestos y varios sectores expresaron su preocupación.

La Cámara de Industria ya adelantó que no se encuentran en condiciones de hacer frente al impuestazo.

La Cámara de Comercio de la provincia también expuso que si ese es el monto de los incrementos, “no se va a poder cumplir”.

Las entidades rurales expusieron también públicamente su desacuerdo.

Si se tienen en cuenta sus últimos gestos, el gobernador no tiene previsto revisar el alcance de la suba. Lo dejó en claro la semana pasada al convocar a sesiones extraordinarias para que se apruebe el paquete tal como lo mandó.

En el primero intento no tuvo éxito porque el bloque del Frente opositor San Luis Unido y otras bancadas no dieron quórum para que se aprobara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *